el durián, una fruta bien rica

20120716-160716.jpgParte carnosa comestible alrededor de la semilla, con una semilla abajo a la izquierda

El otro día probé por vez primera la fruta conocida como durián, una fruta de olor fuerte y sabor intenso, de textura cremosa como natillas y riquísima. Al parecer hay gente que recorre asia siguiendo la estación de maduración del durián, cosa casi comprensible cuando se ha probado!🙂
La he comido gracias a la amabilidad de Álvaro, el responsable de la Posada Natura en Londres de Quepos, una posada increíblemente bonita y con unos jardines cuidadísimos repletos de especies de árboles tropicales, con distintos tipos de gallinas y pavas reales que pasean en libertad por la propiedad (había un pavo pero consiguió volar por encima del muro). Tenían el durián allí sobre una mesa, madurando unos días antes de congelarlos, y cuando vio nuestro interés nos lo dió a probar. ¡Riquísimo!🙂

20120716-160655.jpgEl durián madurando sobre la mesa en la Posada Natura

20120716-162250.jpgÁrbol de cacao cargadito, podado para permanecer bajo y hacer más fácil la recolecta

20120716-162259.jpg¿Dónde está Wally? En el centro de la foto, una de las pavas que merodean por la propiedad

Álvaro nos invitó a Michael, Yasmin y a mi a subir a conocer la reserva Eco Era para visitar una zona de regeneración de bosque tropical de 20 años y bañarnos en una poza preciosa de fácil acceso que hay allí. También hay una catarata de 70 metros de altura que por desgracia no nos dio tiempo a ver, pero esperamos que haya tiempo más adelante!🙂

20120716-162338.jpgCatarata y su poza

Y allí en Eco Era es donde están los árboles de durián, unos palos de unos 30 metros de altura, de donde caen los frutos cuando están maduros. Estos frutos son tan duros que ni siquiera se rajan cuando caen de tan alto, y los pinchos que los recubren, aunque se ven carnosos y uno pudiera creer que son blanditos, son bien duros, y de hecho la recolecta se hace con casco por si acaso. Los frutos son tan duros que los envolvían en toallas antes de meterlos a los sacos que cargarían a la espalda para evitar hacerse daño. Un pequeño sacrificio para luego tener rica fruta que ofrecer a los huéspedes de la Posada.

Una experiencia interesante con gente mágica. ¡Qué alegría poder encontrar a gente tan tuanis por el mundo!🙂

20120716-162331.jpgÁrbol del durián

20120716-160703.jpgLos frutos esperando ser transportados de vuelta a la Posada

20120716-160710.jpgLos frutos son tan duros que los envolvían en una toalla antes de meterlos al saco, para evitar que se les clavasen en la espalda

, ,

  1. #1 by alvaro on 19/07/2012 - 08:25

    Hola Julio! que linda sorpresa hermano, me encanto lo que lei. Espero sigamos en contacto y vuelvas a visitarnos pronto, un abrazo fuerte. Pura vida!

  2. #2 by josefina on 04/08/2012 - 06:19

    Muy interesante todo, hiji, esto es un master de la naturaleza, y las fotos muy bien hechas.Las comidas son un sueño solo de verlas. Me alegro que estés contento yo también lo estoy de verte así. Un beso, hijo cuídate el hombro si te sitgue molestando ya es mucho tiempo que te lo miren en una ONG…..

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: