La Isla de Ometepe – Isla de magia y encantos

Ometepe, la isla de los dos volcanes

¡¡Al fin he llegado a la Isla de Ometepe!!

Tras muchos meses de correrías por Panamá y Costa Rica, al fin he conseguido comenzar mi ruta hacia el norte y hacer camino hasta la Finca Bona Fide, una finca reconocida por su trabajo en Permacultura y su enfoque en la educación y en la recolección de árboles frutales de todo el mundo. En un paseo por esta finca encontrarás especies tropicales de Asia, la India, China, África, Sudamérica y por supuesto de su entorno en Centroamérica.

Mi experiencia en esta finca ha sido muy enriquecedora. Intentaré describirla un poco. De todas las fincas por las que he pasado en estos 14 meses de periplo, es la que más se enfoca en educar a los voluntarios que acoge con un programa específico para “entrenarlos” en las distintas tareas requeridas en el trabajo del día a día de la finca y una orientación en la que explican en profundidad las características de la finca y el por qué de cada elemento. Para los que sepan algo de permacultura, es donde explican sus zonas, sus gremios de plantas y sus líneas de energía. Eso sí, el programa educativo tiene su precio, y es que esta finca es bastante rústica, con caminos de tierra que se enlodan con las lluvias, donde el único sistema eléctrico funciona por paneles solares y tenemos restringidas las horas de carga para nuestros dispositivos y donde el internet, como de costumbre en estos lugares remotos en los que me muevo, es muy poco fiable. Pero es que la finca es ante todo una explotación agrícola y busca gente con ganas de ensuciarse las manos y echar una mano antes que turistas con cámaras de fotos bien cargadas y ropa inmaculada.

Sin embargo, en esta nueva casa, aparte de una finca agrícola de permacultura y vida sostenible, he encontrado también una energía vital tremenda y gente cariñosa e interesante que me ha reconectado con otro aspecto de mi ser, interesado en las artes creativas y en el yoga, los masajes y una nueva pasión: ¡las telas acrobáticas! No se muy bien cómo voy a hacer para seguir practicando y aprendiendo a hacer bailes verticales según voy viajando, pero allá donde encuentre la oportunidad me guindaré a un palo y me pondré a hacer piruetas!🙂

practicando en las telas acrobáticas

La isla en sí es también un lugar encantador. Formada por la unión de dos volcanes, la Isla de Ometepe tiene forma de ocho con un cono volcánico en cada extremo. Las vistas que tenemos del volcán Concepción desde la finca son increíbles, y cada puesta de sol es un regalo. Los habitantes de la isla son también personas encantadoras, que incluso después de un duro día trabajando en el campo o pescando desde antes del amanecer siempre sonríen y están dispuestos a reírse a carcajadas de cualquier broma. El otro día me fui caminando alrededor del volcán Maderas, donde está la finca, proposición que me llevó más de 7 horas. Acabé cansado pero muy feliz, y así pude conocer algunos rincones preciosos del otro lado de la isla.

Ahora estoy en San Juan del Sur, descansando en la playa y descubriendo la magia del surf. Mañana salgo hacia el norte de Nicaragua para conocer sus montañas y la zona cafetalera y unos proyectos que hay allá de producción de productos herbales.

  1. #1 by Aitor on 26/03/2014 - 00:34

    Pareces un murciélago feliz

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: